Reiki y Dolor

Reiki y Manejo del Dolor

por Eugenio Lepine

El dolor es uno de los síntomas más confiables cuando se estudian terapias energéticas y técnicas de imposición de manos, como el Reiki. El dolor es una sensación física con fuertes raíces en la mente, por lo tanto puede modularse, ya sea activamente (intención) o pasivamente (recibiendo terapia). Dicha modulación no significa abolición de dolor. Pero sí implica menor dependencia a fármacos y medicamentos. Se postula entonces como una alternativa más segura, barata e higiénica hacia el tratamiento de varias dolencias.

Reiki y Dolor

Los científicos todavía se encuentran desarrollando varios modelos de prueba para determinar cuáles son más fidedignos en cuanto a los efectos del Reiki. Seguramente debe ser un rompecabezas tratar de aislar algo tan apegado a la intención, la aceptación y las energías sutiles. En la parte final del post de Frecuencias en Reiki se mencionan algunos estudios pioneros como el de Ahlam Mansour o el de Diane Wardell. Pero una estandarización del estudio del Reiki todavía no ha llegado.

En esta búsqueda para comprender los efectos del Reiki, el estudio del dolor ha dado los resultados más prometedores.

ENSAYOS DE CONTROL ALEATORIZADOS

En 2014, Sasikala G. publicó un artículo cuya población sería la envidia de varios colegas: 350 sujetos en situación postoperatoria, dividos en el grupo de prueba (Reiki real) y el grupo control (ninguna intervención, ni siquiera Reiki placebo como otros estudios han realizado). Éste Ensayo de Control Aleatorizado (ECA) mostró: “una reducción significativamente alta en la intensidad de dolor entre los pacientes que recibieron Reiki. La ansiedad y depresión tambien tuvieron una disminución significativa entre estos mismos pacientes”.

Pero no todos los estudios reportan beneficios. También en 2014, Anjana Kundu realiza un ECA doble ciego cuyo grupo son 38 pacientes pediátricos, el objetivo del estudio fue: “examinar los efectos del Reiki como terapia adyuvante a los opiáceos en pacientes pediátricos postoperados”. Después de comentar que el procedimiento de doble ciego fue adecuado, el estudio determina que no hay evidencia suficiente para indicar Reiki como terapia complementaria en estos pacientes.

REVIEWS

Por lo tanto, los ECA (el stardard de oro de la ciencia actual) actualmente dan resultados divergentes. Algo (o más de algo) todavía se escapa a nuestras mediciones y ensayos. Por eso es que los Articulos de Revisión (los famosos reviews) nos pueden dar una mejor idea y panorama de los efectos reales y potenciales del Reiki. Ya se han discutido los interesantes reviews publicados por Pamela Miles, Anne Vitale y Myeong Song Lee en el ya comentado post de Frecuencias en Reiki.

Pero no se ha mencionado hasta ahora el review hecho por Khumar Senthil. También publicado en 2014, agrupó a 23 artículos individuales con el propósito de: “desarrollar una revisión integrativa de la evidencia y proveer una actualización literaria sobre el papel del tacto y la terapia Reiki en el alivio del dolor”. Como conclusión, el autor determina que: “hay evidencia limitada pero suficiente información que apoya el uso de Reiki en el alivio del dolor. Hay necesidad de mejores estudios cualitativos en la evaluación y de estudios más pragmáticos al estudiar la intervención terapéutica, ya sea con Toque terapéutico, Reiki u otras”.

Mientras los científicos encuentran mejores ensayos para estudiar el Reiki, los hospitales más prestigiosos ya están adoptando el Reiki como una herramienta complementaria en varias dolencias. Incluso tal vez el Reiki llegue a ser mainstream incluso sin el consenso científico de cómo estudiarlo adecuadamente.

This post is also available in: Inglés