Dean Radin y el IONS

por Eugenio Lepine

INSTITUTO DE CIENCIAS NOÉTICAS

El Instituto de Ciencias Noéticas es una organización sin ánimo de lucro cuyo fin es la investigación parapsicológica. Se fundó en 1973 por el astronauta Edgar Mitchell y por el inversor Paul N. Temple, y desde entonces varios personajes han fomentado y conducido investigación en la teoría noética y los potenciales humanos.

Edgar Mitchell

Edgar Mitchell


El Instituto (IONS debido a sus siglas en inglés) desarrolla investigación en tópicos como la remisión espontánea, meditación, conciencia, prácticas alternativas de curación, atención sanitaria basada en la conciencia, espiritualidad, potencial humano, habilidades psíquicas, psicoquinesis y la supervivencia de la conciencia después de la muerte corporal. El Instituto mantiene una base de datos de acceso libre, disponible en la red, con citas a más de 6,500 artículos sobre los beneficios físicos y mentales que puedan estar conectados con la meditación y el yoga. 

Personalmente, los dos estudios que me parecen muy interesantes son el Proyecto de la Conciencia Global y el estudio online Fotones Entrelazados.

EL PROYECTO DE LA CONCIENCIA GLOBAL

El Proyecto de la Conciencia Global es hasta ahora el experimento más completo y ambicioso en cuanto a los efectos emocionales de un evento a gran escala, tanto a nivel nacional como mundial. Su trabajo se basa en Generadores Aleatorios de Números (GAN) y la supuesta capacidad humana de cambiar tal aleatoriedad, tanto de manera voluntaria como de manera emocional.

El PCG indica que hay una clara alteración de la aleatoriedad durante un evento importante, como durante una elección presidencial o un evento trágico. Los resultados obtenidos durante el 11 de Septiembre son importantes, ya que muestran un cambio en la aleatoriedad no sólo durante, sino incluso ANTES de que los aviones fueran secuestrados.

Éste es un gran experimento. Visualicen varios aparatos GAN repartidos por las ciudades más pobladas del planeta, recabando datos, tratando de desvelar las ondas o patrones que la conciencia colectiva pueda producir.

La idea es tan sencilla como hermosa, el Proyecto de la Conciencia Global es el primer intento científico serio que intenta detectar físicamente el Inconsciente Colectivo al que se refería Carl G. Jung.

El Proyecto en sí mismo implica un cambio de paradigma, en el hecho de comprender a la conciencia como un campo, energía o tal vez frecuencia intra y extracorporal. Un campo extremadamente dinámico e interactivo, pero íntimamente ligado a un cuerpo físico, dándonos la ilusión de vivir en este Juego de Rol de Creación.

DEAN RADIN

Dean Radin es Jefe de Científicos en el IONS. Se le podria describir como investigador de fenómenos psíquicos, ya que tiene bastante interés por eventos como la remisión espontánea, precognición, presentimiento, telepatía y clarividencia.

Siendo inicialmente violinista, actualmente es autor y co-autor en más de 250 publicaciones científicas y artículos de interés. Su experiencia es enorme, y obviamente no carece de críticos y detractores dentro y fuera del ámbito científico.

Me declaro un gran fan de su trabajo, y a continuación voy a enlazar un video donde explica varios estudios que determinan que la conciencia efectivamente altera la materia, razón por la cual recibió el Premio a la Investigación Innovadora en 2015, otorgado por Nascent Systems Inc.

El propio Dean Radin parece saber -incluso más que sus críticos- que no todos los fenómenos psíquicos son reales, en sus conferencias explica que sólo el 5% de todos los casos son dignos de estudio, el resto pueden explicarse como producto de coincidencias, confabulaciones, fraude y memoria selectiva.

 

Un 5% es un número pequeño, pero su sola existencia es suficiente para imaginar que somos capaces de muchas más cosas.

La simple presencia de una persona en una habitación crea un colapso de función de onda (el concepto de colapso de onda se explica en el post Conciencia Cuántica). Y la observación de un objeto crea un colapso aun mayor. Radin y otros intentan cazar el momento en el que el colapso sucede.

¿Qué tiene que suceder?

A través de los años han determinado que las personas que meditan son más eficientes en colapsar la función de onda, comparadas con las personas que no meditan. Y esto se explica en que el colapso de la función de onda es una tarea que requiere atención y concentración. Entre mayor sea la concentración en el colapso de la onda (sin necesidad de ser monje budista), mayor colapso de la misma. Y no sería sorprendente saber que una persona que tenga apertura mental hacia estos fenómenos es mucho más propensa a experimentarlos.

This post is also available in: Inglés