EL CAMPO ELECTROMAGNÉTICO HUMANO – II

Ahora nos enfocaremos en los aspectos macroscópicos del campo electromagnético humano. Veremos cuáles son los órganos y partes del cuerpo que producen electromagnetismo, y si existe alguna relación entre ellos.

6. CORRIENTES ELÉCTRICAS  

Todas las reacciones bioquímicas requieren la transferencia de cargas eléctricas. El funcionamiento de las neuronas y los músculos se basa en un lenguaje electromagnético-químico.

Cuando hablamos de corrientes eléctricas que fluyen a través del cuerpo, entonces tenemos que hablar del Dr. Robert Becker.

Él era un investigador en electromedicina, y sus investigaciones demuestran que los organismos vivos poseen una carga eléctrica de Corriente Directa (DC), la cual se puede medir desde la superficie corporal.

Por lo tanto, el cuerpo humano utiliza corrientes directas para comunicarse y enviar información.

Un artículo escrito por el célebre Dr. Persinger menciona el trabajo de Robert Becker y el efecto de corrientes eléctricas aplicadas en los seres humanos. Sus resultados demuestran que dichas corrientes pueden influenciar el cerebro. El Dr. Persinger también recalca el hecho de que Becker y sus colegas han reportado la presencia de al menos un campo electrostático alrededor de los organismos (otra confirmación del campo eléctrico celular del cual ya hemos hablado en el artículo anterior).

Investigaciones posteriores han permitido profundizar en las propiedades de dichos campos eléctricos y corrientes DC están relacionadas con la curación de heridas, y la regulación de procesos como la embriogénesis. (McCaig).

De acuerdo con los resultados del Dr. Becker. podemos afirmar dos cosas:

  • El cuerpo humano possee un lenguaje eléctrico del corriente directa (DC)

  • Existe un campo electrostático alrededor de los organismos


7. BIOMAGNETISMO

Como ya se ha mencionado, la detección y medición de la actividad eléctrica de los serves vivos es bastante habitual desde hace varias décadas, el magnetismo se estaba quedando atrás debido a la falta de tecnología adecuada. Pero la teoría ya estaba establecida gracias a la adaptación de La Ley de Ampère hacia los seres vivos. Dicha Ley determina que cualquier corriente eléctrica que fluye a lo largo de un conductor, produce un campo magnético alrededor de la misma. En el caso de los seres vivos, la corriente eléctrica es el potencial de acción, y el conductor es el axon de la neurona.

Esto abre la posibilidad de que varias estructuras biológicas tengan campos magnéticos. Si el cuerpo está inmerso en un eterno flujo de corrientes eléctricas, entonces hay un campo magnético alrededor de cada una de esas corrientes.

Actualmente, los investigadores miden campos electromagnéticos endógenos mediante el uso de dispositivos específicos para cada parte del cuerpo, como el cerebro (electroencefalograma, magnetoencefalograma), y el corazón (electrocardiograma, magnetocardiograma).

Un gran ejemplo es el Proyecto del Conectoma Humano, cuya titánica misión es analizar una enorme base de datos de magnetoencefalografías hechas a voluntarios alrededor del planeta.


8. SQUID  

La invención del dispositivo SQUID cambió por completo el panorama, ya que permite detectar campos magnéticos en el cuerpo humano. El primero de éstos se inventó en 1964, y es básicamente un magnetómetro muy sensible, capaz de detectar campos magnéticos muy pero muy sutiles. El SQUID permite medir la actividad magnética de ciertos órganos, como el corazón o el cerebro. Los magnetoencefalogramas y los magnetocardiogramas funcionan gracias a que tienen SQUIDS dentro de su estructura.

MAGNETÓMETRO SQUID
por Zureks – CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=4178507


9. ONDAS CEREBRALES  

La actividad eléctrica del cerebro tiene patrones repetitivos (oscilaciones) que dependen de nuestro comportamiento y nuestras emociones. Dichas oscilaciones son conocidas como Ondas Cerebrales. Estas oscilaciones se localizan en una área específica del espectro electromagnético: la zona de Frecuencias Extremadamente Bajas (si has leído más artículos en este sitio, verás que muchos fenómenos se encuentran en esta área de frecuencias).

Las ondas cerebrales son 5, y cubren frecuencias que van desde 1 Hz hasta 150 Hz. Son conocidas como Delta, Theta, Alpha, Beta, y Gamma.

Por: Laurens R. Krol – Trabajo propio. CC0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=97235905

El ritmo Alfa puede sincronizarse al latido cardiaco de la persona, y también puede detectar y sincronizarse a campos electromagnéticos externos, como por ejemplo:

Estudios modernos están descubriendo las propiedades del campo electromagnético del cerebro. Actualmente se pueden influenciar las ondas cerebrales mediante el uso de Estimulación Magnética Transcraneal. Ésta publicación de Rosanova explica cómo los campos magnéticos externos producen diferentes ondas cerebrales dependiendo del área del cerebro que está siendo estimulada, lo cual abre un amplio abanico de posibilidades diagnósticas y terapéuticas.


10. CORAZÓN  

Éste es el principal órgano en cuanto a electromagnetismo humano se refiere. El corazón es la mayor fuente de energía electromagnética en el cuerpo humano. También, cuando los latidos cardiacos son más coherentes, el campo electromagnético que está siendo emitido por el corazón es más organizado.

El Instituto de Heart Math menciona lo siguiente:

‘El campo eléctrico del corazón es alrededor de 60 veces superior en amplitud en comparación a la actividad eléctrica del cerebro.
El campo magnético del corazón supera en más de 100 veces la fuerza del campo generado por el cerebro, y puede ser detectado hasta 1 metro fuera del cuerpo, en todas las direcciones, utilizando magnetómetros SQUID.'

Cuando el corazón se contrae, rota y produce torsión, al mismo tiempo que sucede un flujo sanguíneo en vortex en el ventrículo izquierdo. Estas circunstancias fueron estudiadas en 2005 por Burleson y Schwartz, y crearon una hipótesis de bioinformación cardiaca, donde este órgano actúa como generador de bioinformación, la cual es importante para el correcto funcionamiento del cuerpo, y está constituido por los siguientes elementos:

  • El campo electromagnético del corazón

  • Flujo sanguíneo en vortex

  • Sonidos cardiacos

  • Tensión arterial

 

Pero el corazón no es solamente un emisor de información. Varios estudios han analizado la sensibilidad de este órgano. El corazón es electromagnéticamente sensible, pudiendo sentir campos del mismo cuerpo y del exterior. El libro «The Science of the Heart«, es un repaso de la amplia investigación que ha realizado el Instituto de Heart Math, y menciona lo siguiente:

«El corazón es un órgano sensitivo que actúa como un sofisticado centro de codificación y procesamiento, y que le permite aprender, recordar, y realizar decisiones de manera independiente».

En otras palabras, el corazón siente. Recibe e interpreta información electromagnética, y actúa en correspondencia al estímulo.


11. SISTEMA DIGESTIVO  

Hace no muchos años,  el sistema digestivo era solamente un procesador de comida., sin ninguna otra propiedad especial. Las cosas han cambiado mucho desde entonces, y actualmente ya tiene el sobrenombre de «el segundo cerebro«. El sistema digestivo actúa como un regulador principal de los estados motivacionales y emocionales, e incluso investigadores de la Escuela de Medicina en el Monte Sinai han descubierto los circuitos entre las tripas y el cerebro.

En el artículo: Gut Branches of the Vagus Nerve Are Essential Components of the Brain’s Reward and Motivation System, ellos explican que la rama derecha del nervio vago (que se encuentra en el abdomen) tiene conexión directa con las neuronas de recompensa dopaminérgica en el tallo cerebral.

Este conocimiento profundiza la eficacia de la terapia de estimulación vagal, un tratamiento que implica la aplicación de impulsos eléctricos sobre el nervio vago, especialmente en pacientes que sufren de problemas emocionales y alimenticios.

Otro interesante descubrimiento lo hicieron científicos de la Universidad de California, en Berkeley, donde se comprobó que algunas bacterias que viven en nuestros intestinos pueden crear electricidad. Dichas bacterias pueden crear tanta electricidad como algunas bacterias electrógenas que viven fuera de nuestro cuerpo. La única razón que tenemos por ahora acerca de porqué generan electricidad es para eliminar electrones producidos durante el metabolismo, y para apoyar la producción de energía.

Igual que con el corazón, la zona abdominal es una importante área sensitiva, donde se recibe e interpreta información del mundo exterior. Muchos le llaman intuición, y estoy parcialmente de acuerdo, ya que es información procesada inconscientemente, pero necesitamos mucha más investigación al respecto.


CONCLUSIÓN 

Hasta este punto, hemos discutido las bases principales del bioelectromagnetismo. Los puntos clave son los siguientes:

  • El cuerpo humano tiene un lenguaje eléctrico del tipo de corriente directa (DC)

  • Existe un campo electrostático alrededor del cuerpo

  • El corazón produce el principal campo electromagnético del cuerpo

  • El corazón detecta y emite información electromagnética

  • El campo electromagnético del corazón puede transmitir seeñales entre personas

  • La rama derecha del nervio vago está conectada al sistema digestivo, y envía información al sistema de recompensa dopaminérgica en el tallo cerebral

  • Bacterias que viven en nuestro cuerpo pueden producir electricidad


Logo Footer 


 

Éste es el segundo de una serie de artículos:

El Campo Electromagnético Humano – I

El Campo Electromagnético Humano – II

Electromagnetismo Humano: Teorías y Fronteras