Neuromelanina al alza

por Eugenio Lepine

La tirosina es un aminoácido que resulta ser el precursor de una amplia variedad de importantes hormonas y neurotransmisores, como la dopamina, la epinefrina (adrenalina) y las hormonas tiroideas; en plantas la tirosina tiene un importante rol en el proceso de fotosíntesis. Existe una planta peculiar que utiliza la tirosina para sintetizar morfina (Papaver somniferum). Así que con todas estas importantes moléculas alrededor, el mecanismo de acción de la neuromelanina (la más ignorada de las 3 melaninas que se conocen) resultaba ser desconocido.

Pero éste es un dato interesante: los humanos tienen mayor cantidad de neuromelanina en comparación con otros primates, y además es inexistente en otras especies animales. Así que parece más un rasgo evolutivo y no tanto una característica vestigial o, como frecuentemente se le ha denominado: basura biológica.

neuromelanin

Neuromelanina

Desde el inicio de la medicina moderna, cualquier órgano o célula cuya función fuera desconocida se le cataloga entonces como vestigial (último ejemplo: el apéndice, al cual ya se le otorgan funciones inmunológicas y probióticas), o como basura biológica, el cual fue el caso de la neuromelanina. Y es que la hormona por sí misma es extraña. ¿Qué utilidad puede brindar un pigmento dentro del cerebro? ¿Para qué?

Los melanocitos en el cerebro son las células que contienen neuromelanina, y cuando éstos mueren provocan lo que cualquier célula provoca al romperse su membrana, una reacción inflamatoria provocada por todo el material tóxico liberado. En el cerebro hay una región llamada sustancia nigra que está repleta de neuromelanina, y se le asoció a la enfermedad de Parkinson. Pero en 1983 se publicó un artículo cuyo autor es C. David Marsden (1938-1998, en Wikipedia lo califican como “presumiblemente el neurólogo y neurocientífico líder de su generación en Gran Bretaña) y establece una relación entre el Parkinson y los cuerpos de Lewy, quitando responsabilidad a la neuromelanina con tal enfermedad.

Así que era cuestión de tiempo el que salieran a la luz utilidades de esta molécula que en sus inicios fuera considerada basura biológica. En el 2003 los resultados de varios estudios eran claros, e indicaban que la neuromelanina de hecho es una hormona protectora, por su habilidad para recolectar metales reactivos, pesticidas y otras toxinas.

¡Eso cataloga a la neuromelanina como un detoxificador!

En 2005 Bruno J. Nicolaus publica A critical review of the function of neuromelanin and an attempt to provide a unified theory, donde también define las propiedades de proteccion y detoxificación de la neuromelanina, pero además sugiere la posibilidad que la melanina de la sustancia nigra actúa como un semiconductor, que transmite y modula los impulsos neuronales, de manera reversible.

¡Boom! Semiconductor. Modulando impulsos neuronales. Obviamente me vino a la mente toda la info sobre semiconductores que ya he mencionado en el post del Campo Electromagnético Humano. Y ésto es mi mente divagando, pero imaginen que la correcta disposición (o incluso la sola presencia) de metales retenidos por la neuromelanina, optimiza el flujo electromagnético dentro de ésas áreas en el cerebro.

Y así como nuestro cerebro y nuestro campo energético son más desarrollados que el del resto de especies, lo mismo sucede con la neuromelanina.

This post is also available in: Inglés