Cómo la Ley de Ampère me ayuda a calmar la parte racional de mi cerebro

¡Gracias Ley de Ampère!

Es realmente fácil sentir y comprender la energía que fluye a través nuestro siempre que estamos en “flow”, o cuando estamos bajo una respuesta de relajación durante una terapia determinada. Bajo las circunstancias adecuadas cualquiera puede sentir su propia energía y su flujo adecuado dentro y fuera del cuerpo.

Pero en ocasiones, el stress, el cortisol y el hemisferio izquierdo toman el control. En demasiadas ocasiones. Prácticamente todo el tiempo en esta sociedad tan acelerada. Y tu hemisferio izquierdo quiere respuestas. Quiere tener pruebas racionales de tu propia experiencia. Y aquí es cuando la Ley de Ampère salva el día.

La Ley de Ampère básicamente establece que cualquier corriente eléctrica estable produce un campo magnético alrededor de ella. No es posible que ninguna mente racional pueda refutar este principio. Es una Ley. Ni siquiera es una teoría, como la teoría cuántica o la relatividad. Así que, mi mente racional no puede debatir el hecho de que soy un ser eléctrico, con muchos circuitos dentro de mí que transportan información codificada en impulsos eléctricos a través de los nervios y el tejido conectivo, por lo tanto creando un campo magnético a mi alrededor. Y mi estado de conciencia, mi bienestar, determinará la calidad de éste campo electromagnético. Es así de simple.

En wikipedia está descrita como:

La ley de Ampére explica que la circulación de la intensidad del campo magnético en un contorno cerrado es proporcional de la corriente que recorre en ese contorno. El campo magnético es un campo angular con forma circular, cuyas líneas encierran la corriente. La dirección del campo en un punto es tangencial al círculo que encierra la corriente.

Matemáticamente esta ley establece una relación entre el total del campo magnético y la corriente eléctrica que lo genera.

ley ampere

Fuente: Wikipedia

 

Pero….¿necesito saber cómo funciona la energía?

No. Los mejores terapeutas energéticos no tienen conocimiento conciente de ciencia básica o profunda. No lo necesitan. Su sabiduría, intuitción y experiencia no se pueden adquirir en ninguna Universidad. Pero es muy interesante cómo la ciencia poco a poco se abre hacia áreas hace poco olvidadas y desatendidas, y cada vez hay más estudios e investigación en temas que antes se consideraban “fenomenológicamente incalculables”. La evidencia es tan grande que los beneficios hablan por sí mismos. Los dispositivos magnéticos ya son tendencia en atletas de élite y hospitales donde se utilizan técnicas de vanguardia.

Esto quiere decir que los dispositivos magnéticos utilizados para curar y restaurar la salud ya son una de las terapias más avanzadas disponibles ahora mismo. He explicado en el post sobre Frecuencias en Reiki sobre muchos jugadores de fútbol profesional que aplican estos dispositivos para acelerar los tiempos de recuperación después de una lesión o incluso fractura.

Y el conocimiento básico para saber cómo funcionan es a través de la Ley de Ampère. Ésa es la respuesta más simple, más del gusto del hemisferio izquierdo, estructurada y cuadrada que llega a calmar mi mente racional.

This post is also available in: Inglés